Caso Alpha: Prospera la denuncia por acoso a los Mas-Beya Fradera

La propiedad de Floridablanca 92, el edificio donde residen Alpha y Fran y sus vecinos, recibió una denuncia administrativa el pasado julio en el marco de una campaña contra el acoso inmobiliario impulsada por el Sindicat de Llogaters, PAH y DESC. Ocho meses más tarde el ayuntamiento ha hecho público que Mas-Beya Fradera se enfrenta a una multa de 90mil euros por acoso inmobiliario.

El ayuntamiento ha interpuesto un expediente por indicios de acoso ya que la propiedad no ha cumplido con su responsabilidad de mantener la finca en buenas condiciones. Los vecinos denuncian que tienen terminas, desagües rotos y que carecen de agua potable, ya que las cañerías son de plomo y el agua contiene un porcentaje de metales pesados demasiado elevado.

Según la Ley de vivienda, el acoso inmobiliario es ilegal y las administraciones tienen la obligación de actuar para pararlo. El acoso inmobiliario es una pieza clave en las operaciones de expulsión de vecinos: cada día, especuladores, grandes propiedades, administradores de fincas y fondos buitre actúan de manera deliberadamente nociva contra las familias inquilinas que habitan sus hogares, algunas veces incluso utilizando la violencia y degradando sus condiciones de vida.

Esta medida es aplicable por parte de todos los municipios catalanes y por la Generalitat desde hace 10 años, pero no se había utilizado todavía. Del mismo modo que pasó con las multas a las viviendas vacías de bancos, no fue hasta que la sociedad civil lo puso sobre la mesa, que se utilizó.

Hoy celebramos los frutos de la primera denuncia que pusimos y esperamos que la propiedad no solo ponga el edificio en condiciones de habitabilidad dignas, sino que además, renueve los contratos de alquiler de los inquilinos del bloque, que hace tiempo denunciaron que estaban siendo presionados para marchar.

Recordamos que Alpha y Fran llevan 8 meses resisitiendo en su casa, fuera de contrato, pagando la renta mensual bajo consigna judicial. El objetivo de esta pareja es que todos los vecinos del bloque puedan seguir viviendo en el edificio pagando un alquiler justo y en unas condiciones de habitabilidad y salubridad dignas.

Si continuas navegando por este sitio web aceptas las galletas. Más información

La configuración de las galletas de este web está definida como "permite galletas" para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continuas utilizando este sitio sin canviar la configuración de galletas o bien haces clic en "Apceptar" entendemos que estás de acuerdo.
Política de cookies

Tanca