Denunciamos el caso de Rachid y Najua en L’Hospitalet

Te desahuciarán…
Tienes un contrato de alquiler que la propiedad no renueva porque necesita el piso. Tienes unos ingresos alrededor de los 1.100 euros. Sois cinco, 3 hijos menores de 10 años.
Quieres resistir porque buscas otros contratos de alquiler y no te lo hacen sin contrato de trabajo fijo indefinido y con una garantía de tener más ingresos o avales que los que tienes.Servicios sociales conoce tu situación. Te dicen que no pueden hacer nada.
No tienen pisos de emergencia a una Mesa de Emergencia caracterizada por la lista de espera de años y por el centenar de personas que la integren
Te desahucian…

El Ayuntamiento dice que no hay pobres, que no hay desahucios en La Hospitalet. La política de vivienda que nos muestra es la de apagar incendios cuando el caso estalla. Caso individualizado tras caso individualizado. Poca previsión. Más de 40 años de gobierno de L’Hospitalet pero poca previsión. Y nula voluntad política de vivienda para el vecindario más desfavorecido. Inexistencia de parcque público de vivienda social. Minúscula capacidad de respuesta de la segunda ciudad de Cataluña.

Con las maletas en la mano, recién desahuciados, ¿qué hacemos? Vamos a la Oficina de Vivienda a la calle Llobregat? Nos dirán que no pueden hacer nada. Servicios Sociales en la calle Artes y Oficios? Ya nos han dicho que no insistamos, no pueden hacer nada y, además, no han venido a la ejecución del desahucio: L’H is different. ¿Vamos al Ayuntamiento?

Sabemos que los tweets de denuncia, las fotos incómodas y las llamadas personales a los cargos electos parecen ser la única forma de que se enteren que sí hay pobres y que sí hay desahuciados. Efectivamente una llamada al concejal de Bienestar y Derechos Sociales activa la presión al equipo de Servicios Sociales (que recordamos que, efectivamente, no pueden hacer nada porque no tienen los recursos, no tienen las políticas de ayuda social y de vivienda muy desarrolladas después de 40 años de gobierno socialista, para hacer frente a su trabajo con dignidad por el vecindario que más sufre): tensión para los profesionales pero todavía mucha más tensión para los afectados y la gente que los apoyamos.

Pues eso, una llamada «desde arriba» obliga a la asistenta a contratar un apartamento turístico para los desahuciados (¿¿¿sabéis cuánto cuesta???). La asistenta se hace cruces, las desahuciadas pasan por delante de otras personas en la lista. En su desbarajuste psicoemocional hay un orden y nos lo estamos saltando con la presión y la denuncia. Además ve claramente (cómo nosotros) que esta pasta podría destinarse con previsión (no han tenido mucho tiempo en 40 años…) a medio y largo plazo en el parque de vivienda social, pero no. Se lo queda un aparthotel (este es otro tema).

Vecinas desahuciadas y abatidas que no tienen apoyo de personas y colectivos. ¿Qué hacen? Cuando tu Ayuntamiento y tus Servicios Sociales te dicen que no pueden hacer nada, incumpliendo la ley y el buen gobierno, ¿qué pasa? Callan y se buscan la vida u otros sucedáneos. No salen en las estadísticas y no representan ningún gasto. Esta parece ser la política única oficial.

Y volviendo al sufrimiento, es un bloqueo absoluto. Tienes ingresos pero no te hacen contrato de alquiler. Los precios son demasiado altos y los requisitos de entrada te vallan el paso: contrato fijo indefinido y garantías suficientes.

¿Alternativa? Servicios Sociales propone alquilar una habitación en un piso compartido. Sí, lo habéis oído bien. Esta es la única opción: idealista.com. 5 personas en una habitación. O quizás alquilar dos habitaciones, más digno… Difícil opción porque pocos inquilinos o propietarios realquilan dos habitaciones a un mismo piso pero, en todo caso, el caos deslumbra….

Mirado con la frialdad de quien acompaña (aunque una frialdad enrabiada por el caos irresponsable) se entrevé claramente la política efectiva del Ayuntamiento y, por consecuencia, de los Servicios Sociales: ¡ocupad!

Es la verdadera y única alternativa que ofrecen a las inquilinas desahuciadas que no han podido quedarse a su hogar. Vete de L’H a buscarte un techo u ocupa.

El siguiente paso: luchar contra el miedo para tener que vivir ocupando (pero este ya es otro tema).

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca