Los Mossos desahucian a una familia vulnerable que había pactado una salida de la vivienda con el Ayuntamiento

Mimi ha sido desahuciada de su casa a pesar de la comitiva judicial sabía que había pactado una salida con el Ayuntamiento

Foto: Víctor Cabo (@victorcabophoto)

Mimi y su familia fueron desahuciadas ayer a las 9h por la comitiva judicial en el barrio de Sants, en Barcelona, a pesar de que ésta sabía que había una salida pactada con el Ayuntamiento; la idea, claro, era evitar el trance del desahucio con fecha abierta y garantizar una alternativa habitacional para las afectadas. Esta aberración es la máxima expresión de una administración pública y unas políticas de vivienda absolutamente fallidas en todos y cada uno de sus niveles. Mimi y su familia, vulnerables, llevan tres años organizadas con el Sindicato de Inquilinas y el Grup d’Habitatge de Sants, luchando en defensa de su hogar, pasando uno por uno por todos los mecanismos de la administración pública que debieran garantizar su derecho a la vivienda.

Desde el Sindicato de Inquilinas y el Grup d’Habitatge de Sants denunciamos:

  • La absoluta insensibilidad de los actores que conforman el aparato judicial, quienes no dudan en sacar adelante desahucios de familias vulnerables. Mimi tenía un desahucio con fecha abierta durante quince días que comenzó el lunes pasado a pesar del juez sabía que no tenía ninguna alternativa habitacional y que la suya era una familia con menores y vulnerable. Hoy, a primera hora de la mañana, la comitiva ha sido informada de que había una salida pactada con el Ayuntamiento y que ese mismo día se iniciaba la mudanza y, a pesar de ello, se ha ejecutado el desahucio en una situación donde la Mimi se encontraba sola e indefensa. Cuando las vecinas han ido a ayudarla a sacar cosas del hogar, la policía les ha prohibido la entrada.
  • La ineptitud e incapacidad de los Servicios Sociales y de Vivienda del Ayuntamiento de Barcelona. Ineptitud porque facilitaron a juzgados un informe de vulnerabilidad donde faltaba una parte importante de la información de la situación real de Mimi: no aparecía el grado de discapacidad de su hija, ni tampoco las razones explicitadas de por qué la familia de la Mimi es altamente vulnerable. Incapacidad, porque pese lleva más de un año conociendo la situación de la Mimi y su familia, han sido incapaces de encontrarle una alternativa habitacional adecuada para su situación.
  • La falta de cumplimiento de las medidas anti-desahucios aprobadas por el Gobierno del Estado.
  • La inexistencia, durante más de una década de una política de vivienda digna de su nombre: España es el cuarto país con menos parque de vivienda pública de la OCDE. El abandono de las administraciones catalana y española en este aspecto sólo puede calificarse como criminal y tiene sus consecuencias en casos como los de Mimi, que tendrá que esperar un mínimo de 36 meses (tres años!) Para obtener un piso definitivo.
  • La falta de un parque de vivienda de alquiler a precios asequibles para la población. Los altos precios de los alquileres han impedido la Mimi y miles de personas en Cataluña acceder a un piso de alquiler. Desde hace un año, Cataluña cuenta con una regulación de precios que tiene el objetivo de bajar los alquileres. Es indispensable garantizar su implementación y eficacia.

Si continuas navegando por este sitio web aceptas las galletas. Más información

La configuración de las galletas de este web está definida como "permite galletas" para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continuas utilizando este sitio sin canviar la configuración de galletas o bien haces clic en "Apceptar" entendemos que estás de acuerdo.
Política de cookies

Tanca