Nos piden 9 años de prisión por defender el derecho a la vivienda y ejercer el derecho a protesta

Hoy hemos hecho público a través de una rueda de prensa y un video, cómo la lucha en defensa de los derechos humanos y la vivienda nos llevará el próximo lunes 28 a un juicio sin precedentes en el que nos piden 9 años de prisión. Después de cuatro años de luchar y conseguir victorias como la regulación de alquileres, o que miles de familias se hayan podido quedar en su casa, sabemos que este ataque hacia el Sindicato es una respuesta a la limitación de privilegios y beneficios de quienes especulan con la vivienda. Una consecuencia directa por haber impulsado una lucha efectiva y llena de victorias.

Por eso os convocamos el próximo lunes 28 a las 9h a un acto de apoyo adelante la Ciudad de la Justicia de Barcelona. Para defender el derecho a la vivienda y el derecho fundamental a la protesta. Para seguir empujando cambios históricos con el movimiento por la vivienda y miles de entidades sociales, culturales y económicas del país. Para dejar claro que nunca nos harán renunciar a luchar por un mundo mejor.

Un caso paradigmático en defensa de la vivienda

Alpha y Fran viven en la calle Floridablanca 92 desde 2010, en el edificio de un gran propietario con más de cien viviendas y locales solo en Barcelona. En estos 11 años nunca han dejado de pagar un alquiler, asumiendo subidas, a pesar de haber vivido en condiciones indignas, a menudo en situaciones angustiosas: agua no potable, cañerías agujereadas y una plaga de termitas recurrente.

El 2018, después de haber pedido repetidamente a los propietarios que resolvieran los problemas de la vivienda, se les respondió que no les renovarían el contrato de alquiler, que los echarían de casa. Una situación injusta y muy recurrente llamada acoso inmobiliario.

Gracias a la lucha para evitar el desahucio consiguen un alquiler social

Entonces, Alpha y Fran se unen a las más de 3.000 familias que desde 2018 han impulsado la campaña #EnsQuedem y se han plantado ante los desahucios invisibles y los abusos inmobiliarios. Resisten en el piso una vez finalizado el contrato y piden a la inmobiliaria y a los grandes propietarios que dejen de asediarlos y se sienten a hablar del nuevo alquiler. También protestan pacíficamente en una de las muchas empresas de la familia propietaria, el Instituto de Belleza Francis, para pedir que no los echen de casa.

Así, la lucha de Alpha y Fran acontece una expresión paradigmática de la lucha colectiva de 4 años que ha permitido al Sindicato de inquilinas asegurar que miles de familias se quedan en casa con alquileres asumibles, e impulsar cambios legislativos históricos: el 2019, la extensión de los contratos de alquiler, de 3 a 5 y 7 años; el 2020, la regulación de los precios.

Después de dos años de resistencia siempre pacífica y de varios intentos de desahucio, se hace patente que los grandes propietarios han vulnerado la ley 17/2019, que los obligaba a ofrecer un alquiler social como alternativa al desahucio, al tratarse de una pareja en situación de vulnerabilidad. Ante una nueva multa potencial de 90.000 euros, los grandes propietarios se ven obligados a cumplir la ley y hacer un alquiler social. Alpha y Fran se quedan en casa.

Denuncias pioneras por acoso inmobiliario

Además, Alpha y Fran se unen con el vecindario del edificio (6 familias más) y a través del Sindicat de Llogateres ponen dos denuncias pioneras por acoso inmobiliario. Las denuncias van adelante y el Ayuntamiento de Barcelona anuncia que multará por la vía administrativa a estos grandes propietarios. Las dos multas se ejecutan. No tiene precedentes en la historia.

Además, Alpha y Fran también inician un litigio sin precedentes a través del Sindicat de Llogateres: una demanda por daños y perjuicios. Un perito de oficio ya ha determinado que el alquiler no se tendría que haber pagado porque la vivienda estaba en condiciones inhabitables. El juicio será en otoño.

Represalia de la propiedad y la fiscalía contra el derecho de protesta

Pero en 2019, estos grandes propietarios presentan una querella por coacciones y amenazas contra Alpha, Fran y el portavoz del Sindicat de Llogateres, Jaime Palomera. Un montaje sin ningún tipo de prueba que pretende hacer pasar la protesta pacífica y festiva al Instituto de Belleza Francis por un acto de violencia. En la acusación particular, piden 21 meses de prisión. A pesar de la inexistencia de pruebas, la fiscalía va más allá y pide hasta 3 años de prisión a cada uno: 9 en total. Además, el juez ha inadmitido un gran número de pruebas aportadas por la defensa, en lo que amenaza con ser un juicio sin garantías: rechaza que hasta 3 periodistas y dos diputados presentes a la protesta puedan atestiguar; también rechaza videos que acreditan que la protesta era totalmente pacífica.

Nos mantenemos firmes en la lucha por una vivienda digna

Exigimos en la Generalitat de Cataluña que impulse una ley que acabe con las expulsiones injustificadas como la de Alpha y Fran: personas que pagan su alquiler y que son expulsadas de casa sin ningún motivo, si no es para especular o como represalia para denunciar el acoso.

También anunciamos que el día del juicio estaremos ante la Ciudad de la Justicia a las 9h para exigir este cambio, así como para defender los derechos fundamentales con personalidades y organizaciones del país.

Descárgate aquí el dossier de prensa.

 

Cartell Acte de suport 28 de juny

Si continuas navegando por este sitio web aceptas las galletas. Más información

La configuración de las galletas de este web está definida como "permite galletas" para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continuas utilizando este sitio sin canviar la configuración de galletas o bien haces clic en "Apceptar" entendemos que estás de acuerdo.
Política de cookies

Tanca