Hemos parado la suspensión de la regulación de alquileres catalana: la Ley sigue vigente

Ante la decisión del Gobierno del Estado sobre la Ley que regula el precio de los alquileres, queremos manifestar lo siguiente:

  1. Hemos parado el primer golpe: la regulación de alquileres sigue viva y plenamente vigente gracias a la movilización ciudadana. Hace una semana, los ministros Ábalos e Iceta pretendían tumbar la ley de forma exprés, invocando el artículo 161.2 de la Constitución. Lo que ha permitido revertir esta decisión e impedir la suspensión de la ley ha sido la presión y solidaridad de las más de 4.000 organizaciones sociales, culturales y económicas y de la mayoría parlamentaria que la impulsaron en septiembre de 2020.
  2. Condenamos que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos recurra la ley, llevándola al Tribunal Constitucional, cuando no tiene ningún tipo de obligación legal de hacerlo. Es una decisión política vergonzosa, que únicamente busca satisfacer las demandas de la patronal inmobiliaria, y deslegitimar una ley que está consiguiendo bajar el precio de los alquileres. El Ejecutivo está actuando, en materia de vivienda, en dirección contraria a lo que haría un gobierno progresista: en lugar de boicotear una ley que está protegiendo a miles de familias de las subidas del alquiler y los desahucios, tendría que extender esta ley a otros territorios. Queremos recordar que la voluntad popular también lo ha dejado claro: Pedro Sánchez no sería presidente sin el acuerdo en el que se comprometía a regular los alquileres. Y el Gobierno no hubiera tenido el apoyo de la Cámara a los presupuestos si no se hubiera comprometido a incluir la misma medida en la próxima Ley de Vivienda y a tenerla lista antes de febrero del 2021. La voluntad del gobierno del Estado de ignorar los acuerdos y someterse a las presiones de la patronal inmobiliaria no es solo un ataque a los derechos fundamentales: es también un fraude democrático en toda regla.
  3. Constatamos que los esfuerzos de la patronal inmobiliaria para tumbar esta regulación, a pesar de no haberlo conseguido, tienen una razón de ser: la regulación funciona y esto les hace limitar sus beneficios. Recordemos que la regulación ha hecho caer los precios del alquiler un 4,8% interanual, durante los primeros seis meses de funcionamiento, en los municipios catalanes donde se aplica. En cambio, en los municipios catalanes sin regulación, los precios del alquiler han subido un 1,2% a pesar de la pandemia. Además, el control de precios no ha paralizado el mercado: Barcelona y el resto de municipios regulados registran cifras récord de nuevos contratos, más que los municipios no regulados.
  4. La prueba de que la ley funciona es que la inmensa mayoría de los 61 municipios regulados han pedido a la Generalitat seguir aplicándola a partir de septiembre de 2021, y que muchos otros han pedido ser reconocidos por primera vez como área con mercado de vivienda tensa.
  5. Hacemos un llamamiento a las personas inquilinas a seguir organizándose con el Sindicato de Inquilinas y a usar la ley: exigir renovaciones de contratos, negarse a pagar más de lo que marcaba el contrato anterior, rechazar las prórrogas, denunciar los anuncios ilegales que omiten información. En definitiva: hay que reivindicar contratos legales y justos, y seguir extendiendo la ley.
  6. Si en el futuro el Tribunal Constitucional decide tumbar la ley, volveremos a impulsar tantas leyes como haga falta. Seguiremos bajando los alquileres, parando desahucios y garantizando el derecho a una vida digna. Porque pueden tumbar una ley, pero eso no es lo más importante: la clave es la fuerza de la sociedad civil organizada.

Todo lo que hemos conseguido es gracias a los más de 2.300 hogares afiliados. También al movimiento por la vivienda, así como miles de entidades. Es por todos ellos que hoy podemos decir que una organización sin ningún tipo de financiación externa y nacida de la nada se ha convertido en una referencia. Pero no podemos ser autocomplacientes: si queremos superar los retos que tenemos por delante, es vital ensanchar la base y llegar a los 4.000 hogares. Si quieres contribuir de forma decisiva a transformar la realidad de nuestros pueblos y ciudades, y a construir un mundo mejor, hazte del Sindicato. Con un solo gesto, te ayudarás a ti y a miles.

Si continuas navegando por este sitio web aceptas las galletas. Más información

La configuración de las galletas de este web está definida como "permite galletas" para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continuas utilizando este sitio sin canviar la configuración de galletas o bien haces clic en "Apceptar" entendemos que estás de acuerdo.
Política de cookies

Tanca