La Llogatera: una revista con historia

Hoy ha salido a la luz nuestro regalo por estas fiestas: un número especial de la revista La Llogatera («La Inqulina»), coproducida con La Directa. La encontraréis a las asambleas de los viernes, a partir del 8 de enero. Y si tenéis suscripción, os llegará a casa con la Directa514.

En esta edición de La Llogatera repasamos la trayectoria del Sindicato en los últimos 4 años. Desde la campaña de desobediencia a los alquileres abusivos hasta la aprobación de la Ley de regulación de precios, pasando por otras muchas luchas y victorias.

En las primeras páginas hablamos en profundidad la regulación de los precios del alquiler que se aprobó en septiembre: un resumen de cómo funciona, y de cómo nos está permitiendo negociar una reducción de hasta 400€ de alquiler en algunos casos. También explicamos cómo hemos pasado de ser personas aisladas e indefensas ante los abusos, a una organización con miles de afiliadas, capaz de hacer frente a los más poderosos y de cambiar las reglas del juego. También repasamos algunas victorias fruto de las huelgas de alquileres.

Este número especial de La Llogatera también aborda el papel de las inmobiliarias, que en los últimos años se han duplicado y se han enriquecido a expensas de pisar derechos fundamentales y de vulnerar leyes. Pero la unión nos ha permitido empezar a cambiar esta injusticia flagrante.

La Llogatera también repasa las muchas victorias de personas que se han organizado en bloques y municipios enteros ante fondos buitre como Azora y Optimum, o de rentistas más locales, consiguiendo alquileres dignos.

Finalmente, en esta Llogatera mostramos un mapa de los 13 municipios donde podréis encontrar una sección local del Sindicat de Llogateres. También os pedimos que os afiliéis: lo necesitamos para seguir creciendo y cambiando las cosas. Un pequeño gesto, un impacto ENORME.

 

 

Una cabecera con historia

En 1931, poco tiempo después de la proclamación de la II República, estalló en Barcelona una huelga de alquileres masiva y espectacular que duró unos cuantos meses. Pedían, entre otras cosas, la rebaja de los alquileres en un 40% e implicó hasta 100.000 personas en su momento más álgido. Luchas como estas nos inspiran en el presente para desobedecer la disciplina de los propietarios. El nombre de nuestra publicación está inspirado en una publicación del momento, El Llogater, que difundía las luchas de nuestros abuelos contra los abusos de la propiedad. Les hemos querido hacer un pequeño homenaje poniéndole a nuestra publicación el nombre de La Llogatera.

Si continuas navegando por este sitio web aceptas las galletas. Más información

La configuración de las galletas de este web está definida como "permite galletas" para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continuas utilizando este sitio sin canviar la configuración de galletas o bien haces clic en "Apceptar" entendemos que estás de acuerdo.
Política de cookies

Tanca