¿Cuál es la política de vivienda del gobierno de JxCAT y ERC?

Cataluña pasa por la peor crisis de vivienda de la Unión Europea. Los alquileres y los desahucios llegan a cifras sin precedentes y el mercado experimenta una verdadera burbuja de alquiler. Ante esta emergencia, ¿qué ha hecho el actual gobierno de la Generalitat de JxCat y ERC durante el primer año de su mandato? En cuatro titulares:

  • Un gasto público ridículo
  • Un #DecretFarsa de Regulación del Alquileres
  • Un Decreto de Vivienda fallido
  • Actuar en connivencia con empresas de matones que practican desalojos extrajudiciales

En ningún país de Europa los ciudadanos y las ciudadanas destinan un porcentaje tan alto de sus ingresos a pagar el alquiler como el Estado español. En ninguna ciudad europea hay tantos desahucios como en Barcelona o Madrid. Aunque muchas de las competencias dependen del Estado central (ley de arrendamientos, ley hipotecaria, ley de enjuiciamiento civil, fiscalidad), las comunidades autónomas tienen un margen de maniobra importante, mayor que el de ayuntamientos y otros entes. Presupuesto, leyes de urbanismo y de vivienda, código civil… El repertorio de herramientas útiles es amplio.

1. En primer lugar, ante esta burbuja que está generando una emergencia habitacional, las políticas de vivienda del Gobierno de JxCAT y ERC deberían tener como prioridad el aumento de la inversión pública.

Pero, ¿cuál es la realidad? Que la inversión está por los suelos. Sólo hay que compararla con la de otras CCAA del Estado para ver la poca importancia que da a la vivienda el Gobierno de la Generalitat.

2. Durante el mes de mayo, en plena campaña electoral y de espaldas a la ciudadanía, el Gobierno de JxCat y ERC impulsó un #DecretoFarsa que no regula el precio del alquiler y que anima a seguirlo subiendo. Es imprescindible salir adelante una regulación de alquileres valiente, que ponga freno a la especulación inmobiliaria y a los precios abusivos que están expulsando a centenares de vecinoas y vecinos de la ciudad.

3. El mismo Gobierno, presentó también un Decreto de medidas de urgencia de vivienda, de nuevo realizado a espaldas de la ciudadanía, que tuvo que retirar al no tener el respaldo del Parlamento: encarecía la vivienda de protección oficial (HPO) por barrios y reducía las garantías de realojo en caso de desahucio. Necesitamos un Decreto que atienda a las necesidades de la gente.

4. El Gobierno también está bajo la sospecha de connivencia y asociación ilícita con grupos mafiosos que practican desalojos extrajudiciales. El último escándalo, a #GayarreEsDefensa.

La lista, lamentablemente, es más larga

Estos son sólo 4 aspectos que ejemplifican la preocupante pasividad del Gobierno ante la especulación inmobiliaria que esta arruinando las vidas de miles de personas que vivimos en las ciudades. Pero la lista es larga. Hoy nos hemos enterado (de nuevo, gracias a la prensa) que aplazan la regulación de las habitaciones turísticas un año más.

Otro ejemplo reciente de la poca preocupación del gobierno de la Generalitat por la crisis de vivienda ha sido la aprobación de la subasta de 46 inmuebles, a pesar de las protestas de los grupos en defensa del derecho a la vivienda y del movimiento #AturemLaSubhasta.

Que no nos engañen con grandes titulares y decretos falsamente presentados como soluciones milagrosas. Hacen falta cambios mucho más valientes, que asuman demandas de sentido común y apoyadas por una mayoría de la ciudadanía.

Des del Sindicato de Inqulinas e Inquilinos seguirmos trabajando por unos #AlquileresJustos (asequibles, estables, dignos) y por la defensa del derecho a la vivienda.

Si continues navegant per aquest lloc web, acceptes utilitzar les galetes. Més informació.

La configuració de les galetes d'aquesta web està definida com a "permet galetes" per poder oferir-te una millor experiència de navegació. Si continues utilitzant aquest lloc web sense canviar la configuració de galetes o bé cliques a "Acceptar" entendrem que hi estàs d'acord.

Tanca