Volvemos a las calles: Asamblea inquilina en Plaza Cataluña

En solo 3 meses la vida le ha dado la vuelta a millones de inquilinas: mientras la vivienda se ponía en el centro de nuestras vidas de confinamiento, la pérdida de trabajo o de gran parte de los ingresos ha puesto el futuro de nuestros hogares en peligro. Sin un sueldo digno, es imposible pagar un alquiler a precios de burbuja.

En este contexto, tanto el Sindicato de Inquilinas de Cataluña como otras muchas organizaciones en defensa de la vivienda nos hemos organizado para hacer frente a las consecuencias del Covid-19 bajo una premisa muy clara: “si no cobramos, no pagamos”. Si los hogares de las personas trabajadoras e inquilinas no ingresan un sueldo, los rentistas no pueden seguir cobrando las rentas como si nada hubiera pasado; y ante todo, hay que proteger el derecho a la vivienda, sobre todo en un momento donde poder quedarse a casa es una cuestión de salud colectiva y responsabilidad social. En medio de un escenario de emergencia social, organizándonos virtualmente cada día, hemos presionado colectivamente el gobierno y responsables políticos reclamando la suspensión urgente de los alquileres durante el estado de alarma, y pidiendo una intervención pública del mercado del alquiler que garantice el acceso a un alquiler estable y digno, asequible.

Cómo es sabido, la respuesta del gobierno del estado ha sido del todo insuficiente, basada en el endeudamiento de los inquilinos y en el rescate a los buitres y rentistas. Sin trabajo ni ingresos y con una incertidumbre absoluta muchas se acogieron desde el primer día a la única salida posible: la huelga de alquileres. En los últimos dos meses, junto con otros sindicatos, hemos estado organizando decenas de miles de inquilinas en ochenta comités de huelga por todo el Estado, que han sido el espacio de encuentro y de asesoramiento virtual de muchas de las que tenían que escoger entre pagar alquiler o comida. Pero a medida que pasan los meses, los inquilinos ven cómo la angustia va creciendo. Ya no podemos seguir escondidos en casa: tenemos que volver a las calles.

Tenemos que volver a las calles. Ya hace un mes que miles de personas salen de casa para ir a trabajar en servicios no esenciales. Ahora también podemos salir a consumir, a comprar artículos innecesarios o consumir en cualquier terraza de un bar o restaurante. Ya hace semanas que podemos disfrutar del espacio público para pasear o hacer deporte. Mientras tanto, hemos visto cómo las personas más vulnerables tienen muy pocos medios para seguir la actividad de manera virtual, sin conexión a internet o sin los conocimientos técnicos para poder hacer asambleas virtuales. El Estado de alarma no suspende el derecho de reunión, por eso no podemos permitir que lo utilicen para impedirnos encontrarnos y organizarnos. ¿Qué hay de más esencial que defender el derecho a un hogar? Por eso mismo, y garantizando todas las medidas de seguridad y sanidad, hemos decidido que ya ha llegado la hora de encontrarnos en asamblea.

Se está gestando una nueva crisis de vivienda que pone en riesgo la vivienda de miles de familias. La carencia o disminución drástica de los ingresos y los desproporcionados precios de los alquileres son dos realidades que no se combaten con ayudas al alquiler, con moratorias o con el endeudamiento a las familias. El 4 de junio se reanudan los plazos administrativos de la justicia, volverá a haber desahucios y habrá que retomar el asesoramiento colectivo, reforzar los vínculos de solidaridad y hacer frente colectivamente a los abusos de los arrendatarios y buitres para garantizar el derecho a la vivienda. Tenemos más trabajo que nunca. Es urgente seguir organizándonos y empezar a renegociar los contratos de alquiler con precios a la baja para hacer la vida sostenible en nuestros pueblos y ciudades.

Este viernes nos vemos en Plaza Cataluña a las 18h, si sois personas vulnerables o vivís lejos de Barcelona y tenéis problemas que deben tratarse en asamblea, escribid a acciosindicalsll@gmail.com 

Si continuas navegando por este sitio web aceptas las galletas. Más información

La configuración de las galletas de este web está definida como "permite galletas" para poder ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si continuas utilizando este sitio sin canviar la configuración de galletas o bien haces clic en "Apceptar" entendemos que estás de acuerdo.
Política de cookies

Tanca