Primera reunión de trabajo del grupo promotor con los grupos municipales para implementar la moción para ampliar el parque público de vivienda de Barcelona

Hoy se ha constituido el grupo de trabajo para concretar de forma urgente la activación de las medidas que incluye la moción aprobada en el mes de febrero.

El pasado 13 de febrero la PAH de Barcelona (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), el Observatorio DESC, la FAVB (Federación de Asociaciones de vecinos y vecinas de Barcelona), la ABTS (Asamblea de Barrios para un Turismo Sostenible) y el Sindicato de Inquilinos, presentamos púbicamente una moción municipal para la ampliación del parque público de vivienda. Esta moción quiere activar nuevas herramientas para dar respuesta a la emergencia habitacional que sufrimos en Barcelona y que se ha visto agravada por la burbuja especulativa de los precios del alquiler que ha provocado un incremento del precio mediano del alquiler de un 24% en los últimos tres años, llegando hasta el 66% en algunos barrios. A esto hay que añadir los efectos de la compra de edificios enteros por parte de fondo de inversión, que provocan desahucios y expulsión de vecinas: de los 12.322 desahucios que ha sufrido Barcelona en los últimos 3 años, el 84% son de alquiler. La moción también busca revertir la tendencia negativa histórica de no priorizar la vivienda de protección oficial de alquiler: la poca vivienda de protección oficial existente se ha perdido porque era de compra y no de alquiler.

Esta situación, provocada por la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y por una legislación y políticas que facilitan la especulación con la vivienda y nunca han promovido la vivienda social, hace que Barcelona tenga grandes dificultades para realojar a las personas desahuciadas o para facilitar el acceso asequible a la vivienda a toda la población. El actual parque público de alquiler ronda el 1%, muy lejos del 15% o 20% que acumulan otras ciudades europeas, y que es el objetivo al que hay que tender, por sentido común y porque la Ley del derecho a la vivienda catalana lo marca.

La moción aprobada en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona del 23 de febrero de 2018,con los votos a favor de los grupos municipales de Barcelona en común, Grupo Municipal Demócrata, Ciutadans, Esquerra Republicana de Cataluña, Partido de los Socialistas de Cataluña, CUP Cambiamos Barcelona, el concejal no adscrito  y con los votos en contra del Partido Popular de Cataluña, incluye medidas claras, valientes y efectivas para revertir esta situación. Nuestras demandas son perfectamente viables, puesto que estan basadas en leyes vigentes, como la Ley catalana del derecho a la vivienda y en los modelos de vivienda pública que ya están funcionando en otras capitales europeas, como París y otras grandes ciudades como Nueva York:

  1. Destinar el 30% del techo de los edificios de nueva construcción y los sometidos a rehabilitación integral a viviendas de protección oficial de gestión pública y municipal.
  2. Regulación de la implantación de establecimientos de alojamiento turístico (así como de albergues de juventud) y de viviendas de uso turístico (HUTs) y reserva del equivalente del 40% de su techo a vivienda pública en otro edificio dentro del mismo distrito.
  3. Declaración de ciertas zonas de la ciudad como Áreas de Conservación y Rehabilitación a partir de un informe previo en el ámbito de todo el municipio.
  4. Conversión de edificios de titularidad pública destinados a usos no residenciales en edificios de uso residencial
  5. Implementación de un grupo de trabajo específico que asegure la ejecución, revisión y fiscalización de todas estas iniciativas, integrado por las entidades promotoras de la moción y por los grupos municipales.

Hoy, viernes 11 de mayo, se ha constituido el grupo de trabajo para concretar de forma urgente la activación de las medidas que incluye la moción aprobada, donde han asistido todos los grupos municipales de la ciudad.

En la reunión hemos presentado a los grupos políticos municipales una propuesta técnica efectiva y solvente para activar inmediatamente las medidas de la moción. Para fundamentar nuestra propuesta hemos hecho varias consultas a expertas en vivienda, arquitectura y urbanismo, por lo tanto, tenemos la seguridad que la propuesta de implementación es rigurosa, viable y muy fundamentada jurídicamente.

Además el documento que hemos aportado es una pasa más de la sociedad civil y de los movimientos sociales en la línea de aportar soluciones reales al problema de la vivienda. Tanto la moción como la propuesta de implementación contienen nuevas medidas no utilizadas de las leyes actuales u otros que se han utilizado de forma tímida y desfasada respete las dinámicas de mercantilització de la vivienda que sufrimos actualmente.

Nuestra propuesta ha sido muy bien recibida por los grupos, a pesar de que no ha habido muchas aportaciones técnicas: por eso hemos emplazado a los grupos a una segunda y última reunión del grupo de trabajo el cercano 22 de mayo, que tiene que servir para cerrar la forma de aplicar las medidas de la moción.

Estamos en un momento clave y hace falta que todos los grupos políticos representados en el pleno demuestren responsabilidad para cumplir lo que votaron y fue aprobado, pues es lo que necesita la ciudad. Ahora es necesario que los grupos municipales hagan aportaciones a la propuesta que las entidades hemos puesto sobre la mesa. Esperamos recibirlas en los próximos días.

Desde el Grupo Promotor de la moción trabajaremos decididamente para que la moción aprobada en el Pleno acabe siendo una realidad y que la población de Barcelona perciba sus resultados reales: más vivienda de protección oficial de alquiler y medidas decididas para proteger el derecho a la vivienda, contra la gentrificación y la exclusión.

#SenseExcuses queremos #LloguerPúblicBcn